PERIODONCIA

La periodoncia se ocupa del estudio y tratamiento de las estructuras y tejidos de soporte que rodean al diente. Las encías y el hueso subyacente son asiento de numerosas alteraciones. Las incrustaciones de cálculos sobre los dientes, que se forman sobre y por debajo de la encía, actúan como un irritante de los tejidos subyacentes. El cúmulo de comida en el cuello del diente y las irregularidades del tipo de cavidades, maloclusión, o dispositivos dentales mal construidos, actúan también como irritantes. Además, el desequilibrio de la relación diente-cúspide puede introducir partículas de alimento en las encías. Cuando dichos tejidos blandos, como la encía, están sometidos a irritantes, se inflaman y con el tiempo se puede destruir el hueso adyacente. Por esta razón el diente finalmente se afloja debido a la pérdida de hueso alrededor de sus raíces. Limpiar sus dientes cada 6 meses es recomendado. Llame al 809 226-3494 y agenda su cita con la Dra. Dinarda Vargas o el Dr. Miguel Asenjo

te el proceso de cicatrización, el tejido gingival infectado o necrosado se extirpa, y las maloclusiones se corrigen esmerilando los dientes para obtener unas relaciones de oclusión eficaces.

La inflamación de la encía se denomina gingivitis, y las infecciones que destruyen el tejido gingival y el hueso reciben el nombre de periodontitis. Aunque las enfermedades de la encía son la causa más importante de pérdida de los dientes después de los 21 años, estas situaciones también se producen en los niños. Otra alteración frecuente de la encía es la gingivitis ulcerosa necrosante, conocida generalmente como gingivitis o infección de Vincent. Cuando no se trata, destruye las papilas interdentales (pequeñas protuberancias) de los dientes y produce su pérdida. Este proceso se asocia con frecuencia con una infección diseminada. Otras enfermedades habituales de la cavidad oral son la candidiasis y las infecciones virales.

El tratamiento periodontal incluye la eliminación de cálculos y la aplicación de medicamentos sobre los tejidos blandos. Los dientes aflojados deben entablillarse para sostenerlos durante el proceso de cicatrización, el tejido gingival infectado o necrosado se extirpa, y las maloclusiones se corrigen esmerilando los dientes para obtener unas relaciones de oclusión eficaces.

periodoncia