CIRUGÍA E IMPLANTES DENTALES

 

La cirugía oral y maxilofacial es la especialidad médico-quirúrgica que se ocupa de la prevención, estudio, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de la patología de la cavidad bucal.

Usted recibirá una atención personalizada con la más avanzada tecnología (Oxigeno-terapia para relajación) donde utilizamos plasma rico en plaquetas (PRP) y plasma rico en fibrina (PRF) para que su cicatrización sea optimizada. Además nuestros procedimientos son garantizados de por vida pues asumimos un compromiso eterno con nuestros pacientes.

Todos nuestros protocolos clínicos están totalmente supervisados, ejecutados y guiados por los Dres. Asenjo & Vargas, los cuales simplemente tienen como prioridad su salud y absoluta satisfacción.

 

 

 

Entre sus numerosas ventajas destaca que es una técnica sencilla y económica y que se realiza rápidamente (en menos de 20 min), ya que únicamente precisa una centrifugación. Es un material natural y fisiológico que no precisa el empleo de aditivos y que además tiene unas propiedades moleculares favorables, que permiten la liberación de factores de crecimiento durante un tiempo prolongado. Todo ello hace que se acelere la curación del sitio quirúrgico y se reduzca el riesgo de contaminación, entre otras cosas porque permite un cierre primario de lechos postextracción amplios. Además, disminuye el edema y el dolor postoperatorio en el paciente, lo que mejora su grado de satisfacción con el tratamiento. Permite la obtención de numerosas membranas simultáneamente con propiedades elásticas y resistentes, lo que las hace fácilmente suturables.

Otra de sus principales ventajas es que es inocuo, ya que es preparado a partir de la propia sangre del paciente, eliminando la posibilidad de transmisión de enfermedades parenterales, así como de alergias o reacciones inmunes de rechazo. Todo ello hace que, por tanto, no existan limitaciones éticas para su uso . Desde el punto de vista quirúrgico, es un procedimiento muy ventajoso porque ayuda en la homeostasis, previene la dehiscencia gingival y favorece la curación y el remodelado de las encías, actuando a su vez como barrera que evita que los tejidos blandos circundantes al lecho postextracción interfieran en la cicatrización ósea, pues durante las primeras fases de la cicatrización existe una competencia entre el tejido óseo y el gingival para rellenar el alvéolo, ya que la formación de este último es más rápida.

Lo mejor de este proceso es que asegura su rápida cicatrización y para realizarlo no tiene que salir de nuestro centro, ya que contamos con los equipos y el personal capacitado para realizarlo.